Mar 042013
 

“La prioridad ha de ser erradicar la pobreza”

Roland Simbulan. Profesor de política y desarrollo de la Universidad de Filipinas

Roland Simbulan. Profesor de política y desarrollo de la Universidad de Filipinas.

 

Simbulan firma ejemplares de su libro en Manila.Xalok

Simbulan firma ejemplares de su libro en Manila.Xalok

¿Qué prioridades debe tener el nuevo presidente?

La prioridad número uno sigue siendo erradicar la pobreza, más allá de los problemas de violencia y separatismo musulmán en Mindanao. Es un círculo vicioso: intentar resolver la insurgencia con un aumento de la presencia militar y de los asesinatos políticos lleva a más violencia. Desde 2001 han sido asesinadas más de 1.000 personas, desde activistas de derechos humanos a políticos y periodistas. Es gente con una voz crítica y democrática. No podemos asegurar quién está detrás, pero si no es el Gobierno, ¿quién más puede beneficiarse de estas muertes?

¿Podemos esperar diferencias respecto al mandato de Arroyo?

En Filipinas no hay partidos basados en ideologías, como en Occidente, sino alianzas personales a las que llamo money machines (máquinas de hacer dinero). Aparecen cuando se acercan las elecciones y después desaparecen. No tienen programas concretos. El único partido en el sentido más convencional de la palabra es el Partido Comunista, pero si sus dirigentes llegaran al poder serían asesinados.

¿Por quién?

El ejército es ferozmente anti-comunista y la oligarquía filipina sigue siendo muy conservadora, elitista y contraria a los cambios. Cuando la presidenta Corazón Aquino nombró un grupo de abogados de derechos humanos para investigar los presos políticos durante la dictadura de Marcos, los militares la acusaron de comunista. Nuestra Constitución defiende los derechos humanos y la libertad de expresión, pero en la práctica no están garantizados.

¿Ve progresos en los últimos años?

Cada vez hay más conciencia ciudadana y más funcionarios deseosos de avanzar hacia un Estado de derecho real. Contamos con una sociedad civil fuerte, pero incapaz de interceder en la política. El Gobierno y la sociedad civil se ven como enemigos. Hay que mejorar el diálogo.

¿Y el poder de la Iglesia?

La Iglesia sigue teniendo un gran peso moral en la población, el 80% católica. Sigue siendo un freno a la hora de aprobar leyes como la del aborto o el divorcio.

¿Critica al Gobierno por su excesiva dependencia de EEUU en política de seguridad y exteriores?

Sí, Filipinas no debe ser tan dependiente de EEUU. El acuerdo militar actual permite la presencia de 600 marines para entrenar al Ejército filipino en la lucha antiterrorista. Para EEUU, la presencia militar en Mindanao es estratégica para controlar Indonesia y Malasia [países de mayoría musulmana], donde tiene intereses y también lo es para controlar la ruta del petróleo desde el océano Índico hasta Japón.

Dialoguebanner

To view more articles in this category click on the Image.

   

 

Sorry, the comment form is closed at this time.